Memoria, verdad y justicia: A 45 años del golpe cívico-militar

Memoria, verdad y justicia: A 45 años del golpe cívico-militar

El pueblo trabajador chileno, durante todo el siglo XX, desplegó una lucha organizada y frontal, contra la desigualdad, por el acceso al poder y la riqueza. Su perseverancia los llevó a conquistar el gobierno en el año 1970 encabezado por el compañero presidente Salvador Allende, quien respaldado por el movimiento popular, obrero, campesinado e intelectual, comenzaba a edificar las bases de un nuevo horizonte para Chile: el del socialismo.

Esta vía chilena al socialismo da cuenta de la unidad del pueblo y el poder de sus organizaciones sociales y políticas, como una condición de posibilidad para triunfar en la aspiración por conquistar no solo el gobierno, sino el poder: el poder popular.

Fue justamente, el poder nacional y foráneo que desde fuera del gobierno, mediante el fusil y los tanques, arrebató al pueblo chileno el sueño de una patria justa e igualitaria. El imperialismo y sus cómplices locales (desde la Derecha a la Democracia Cristiana), sin escrúpulos y sin medir crueldad, desataron una arremetida contra el pueblo chileno que se saldó con miles de desaparecidos/as, torturados/as y exiliados/as, a la par del desmonte de todo el entramado político, jurídico, económico y cultural, que comenzaban a dar forma a un nuevo Chile socialista y sobre el cual, las fuerzas armadas consideraron necesario poner a ideólogos neoliberales a trazar el camino que tiene a Chile, a 45 años de tal fatídico suceso, como uno de los peores distribuidores de la riqueza y el poder político, ademÁ de hacerlo prisionero de las empresas transnacionales que saquean nuestros recursos y pautean nuestra vida política a pulso de corrupción.

Nuestro objetivo no es superar la transición, sino el modelo económico, político y patriarcal que gestó la dictadura y que la transición concertacionista no hizo mÁ que administrar y profundizar. No obstante, nos parece de suma gravedad que, en tiempos que se discuten los Derechos Humanos sin atender a sus complejidades situacionales e históricas, sea la Corte Suprema quien deje en libertad a 7 condenados por perpetración de crímenes de lesa humanidad. Mientras esto sucede, las Fuerzas Armadas siguen guardando silencio sobre el paradero de centenares de desaparecidos y desaparecidas, cuestión que agrava mÁ aún el insulto a la dignidad y memoria de nuestro pueblo.

Finalmente, no olvidar que para el orden geopolítico del mundo, Chile representa un peón proveedor de recursos naturales. Siempre que intentemos subvertir este orden mundial, seremos amenazados/as y chantajeados/as para que no hagamos de nuestro país un lugar de soberanía sobre nuestros recursos, nuestra vida política, gesta cultural, sobre nuestra historia. Nos dirán que queremos parecernos a "dictaduras" que, democracia mediante, han permitido tener a sus pueblos hoy, con mayores dignidades que ayer.

Avanzar en el camino del socialismo, con las y los trabajadores, implica recobrar las banderas del PODER POPULAR con la Unidad necesaria que supere el sectarismo y la división tan presentes en la historia de la izquierda chilena.

Las y los libertarios, con perspectiva socialista y feminista, honrando la memoria del Compañero Presidente y el pueblo que se levantó y sigue levantando, transitamos ese camino por la unidad de la izquierda, para VENCER y no ser VENCIDOS.

 

EL FUTURO DE CHILE COMIENZA POR LA JUSTICIA

¡Basta de impunidad a los asesinos del pueblo!

¡El poder a las y los trabajadores!

Izquierda Libertaria - Chile

11 septiembre 2018



 

IL Blog volver