Declaración de Izquierda Libertaria por la postergación del Acuerdo de Escazú

Declaración de Izquierda Libertaria por la postergación del Acuerdo de Escazú

El día 27 de septiembre, Chile junto a otros 23 países de América Latina y el Caribe deberían firmar el Acuerdo de Escazú, impulsado principalmente por mujeres y la CEPAL, en el que se trabajó durante 7 años y en el cual nuestro país participó activamente.

Su contenido se enmarca en torno a tres ejes principales:

- Información ambiental y el derecho del público de acceder a la información ambiental, de acuerdo con el principio de máxima publicidad, garantizando, ademÁ, que las personas o grupos en situación de vulnerabilidad, incluidos los pueblos indígenas y grupos étnicos, reciban asistencia para formular sus peticiones y obtener respuesta.

- Participación pública y vinculante en los procesos de toma de decisiones ambientales, como los sistemas de evaluación de impacto ambiental y otros.

- Justicia ambiental, destinada a proteger la grave situación de riesgo en que viven miles de comunidades y luchadores por los territorios en América Latina.

Es por esto, que ante lo enunciado por la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, sobre la decisión del Ministerio de Relaciones Exteriores de postergar la firma del acuerdo, declaramos:

 


  1. Este acuerdo, es el único impulsado luego de la cumbre Río+20 y el mÁ importante en materia ambiental en los últimos 20 años, puesto que es el único tratado que incluye disposiciones vinculantes específicas para tratar la protección y promoción de personas, grupos y organizaciones que promueven y defienden los derechos humanos en asuntos ambientales.

  2. Rechazamos tajantemente que, en el contexto de emergencia ambiental de las comunas de Quintero, Puchuncaví y Ventanas, el gobierno se dé la facultad de ignorar un tratado con gran nivel de vigencia y legitimidad, que de firmarlo, sería un avance tan positivo para tantas comunidades a lo largo del país y que se encuentran en grave estado de vulnerabilidad ambiental.

  3. Chile, tal como otros países de América Latina, se encuentra en deuda con su territorio y sus comunidades al someterse a políticas primario exportadoras y de sobre-explotación de sus recursos naturales. La no firma del tratado es una pésima señal del gobierno y pone en cuestión el real compromiso que tienen con el desarrollo sostenible del país y la voluntad de protección de las comunidades y sus territorios.

  4. No queremos que sigan ocurriendo casos como el de Macarena Valdés, luchadora por el agua de su comunidad en Tranguil y muerta bajo oscuras circunstancias, cuyo caso aún no ha sido esclarecido por la justicia.

  5. Hacemos un llamado al gobierno y al parlamento para que promuevan la firma de este tratado y ratifiquen su implementación, haciendo leyes de acuerdo a su contenido, para proteger a los ecosistemas, las comunidades y las y los luchadores por los territorios y la salud ambiental de nuestro país.


  6.  


¡Arriba los y las que luchan por sus comunidades y el medio ambiente!

 

IL Blog volver